San Carlos de Bolívar

Cargando datos de Clima...

Agro Castaldo

Nota 1308- (3ª Época)

De esto y aquello

mar. 04, 2018 12:38

en Opinión

Por el Dr. Felipe Martínez Pérez

Desde que tengo uso de razón política,  me gusta más lo politicamente incorrecto que lo correcto. Y  no sé por qué. Es como más decidido, más dialéctico, siempre tirando a dar en la diana; sin vueltas ni medias tinta. Por el contrario, al correcto lo izan para no hacer nada, en plan bonito, para que la gente se lo crea. Son como arabescos, pero truchos, aunque las tribunas no lo saben porque están en otra cosa. Siempre están en otra cosa. El correcto, es como más obsceno, casi siempre falso y dictatorial, aunque parezca lo contrario y hasta puede ser perverso; y sin duda sosito. Sirve para llevar agua a la pandilla y a su molino; y a la gente de la posverdad, les parece verdad y necesaria por la sequía, aunque llueva a cada rato. En una palabra que los políticos correctos entienden de malabares y son eruditos en marear la perdiz. 

     Por aquí en los últimos tiempos ha habido demasiada corrección, o quiza abundante tontería y ahora estamos peor que al pricipio, porque por aquellos tiempos había ciertas certidumbres que no podían fallar y ahora resulta que lo único con sello de autenticidad es la incertidumbre que se ha echado sobre la gente como un manto de niebla.  Por no haber entrado a saco en lo que se esperaba. Un titular de los últimos días,  muy parecido al de unos meses atrás y no muy lejano al aparecido un año atrás, es que “por primera vez caen las expectativas a futuro y preocupa al gobierno”.  Parece mentira, se despiertan cuando las encuestas les preocupan.  Bien, a mí también me preocupa y sin duda  mucho más que al gobierno, pues yo ya sabía que tenía que ocurrir lo ocurrido y ellos creían  que con solo ver de forma continuada piqueteros -es una metáfora- y zafiedades se arreglaba el mundo.

     Sin embargo, dura poco, se arregla por un puñado de meses, pero nunca por años. Ya he escrito que la gente se cansa y sobrelleva el chubasco en la medida que abunden los paraguas. Pero no pueden, ni deben llevar sobre sus hombros el drama en que no han participado.  Para eso han elegido a quien mejor parecía dar el  rol.  Tampoco había otro, para sacar de verdad a la Argentina desde el primer día; si desde el primer día hubieran introducido en los lugares diseñados ad hoc, a quienes habían destruido y robado  la grandeza de un pasado y un presente de varios productos brutos.  Y en consecuencia, futuro solo para ellos. Lo hemos visto por el pueblo.  O sea, el señor presidente debería tomar conciencia  que si él se viene abajo, adiós Argentina. En consecuencia es inentendible como se ha llegado a donde estamos sin tomar el toro por los cuernos, cuando como es harto sabido, desde el primer día han intentado tirarlo abajo, incluso a pedradas.

     Pues ahora los cuernos de la gente están demasiado enhiestos;  y el gobierno si quiere salvarnos, deberá hacer todo lo contrario de lo que ha hecho, y curiosamente sería la única manera, que la oposición a su vez haga lo contrario a lo que hace.  Sería lo lógico. Nada o muy poco, están haciendo de lo que debieron hacer, incumpliendo de esa manera con el votante. Y donde nos descuidemos ganarán ellos. Sería  uno de los actos más nefastos de la Argentina, pues  como es de suyo, se los corría con la vaina y ahora empantanados y con sequía.En realidad, demasiada turbulencia, para el vuelo esperado. Lo que parecía fácil y necesario lo han hecho tan difícil que estamos ante el zafarrancho más considerable visto por estas latitudes. Ya he escrito que fue al sur a despertar a una princesa perdida y besó a la madrasta. Ni bosque, ni fuente fría, como en los viejos y hermosos cuentos. Al parecer les da por las miguitas de pan y pierden el camino, por los pajarracos.   Por eso no está demás decir y casi asegurar, que la desconfianza sea por lo mal que se está haciendo algunas cosas, sino porque se ve el percal bajo el orillo.

     O sea,  hace  dos años que la gente columbra que  los gobernantes no quieren meter en la cárcel a nadie; lo cual sería tremendo amén de una inusual pérdida de votos, porque cualquiera atisba que quienes están adentro, como olvidados, han de salir en cualquier momento, por falta de neuronas de quienes están afuera y en tal caso la traición será antes que cante el gallo. En una de esas cerca de las elecciones y habrá que ver a los graciosos de la grieta saltando de alegría. Ya el otro día cuando se movió el asunto del señor preso que depende de desempates y otras gangas, se escuchaba acorde algarabía  en la calle Roca. ¡Qué fiesta! Por otra parte hay demasiados diálogos con gentes que adolecen de buen pasado, amén de ser de la contra. Desde casi niños, hasta estaban en contra del campo y ahora han comprado miles de hectáreas, las que dejó Roca para que lo puteen.

     El nuestro está haciendo buena letra con cualquiera que se le acerca. A todos les promete el Edén. Mientras tanto, el éxtasis del vaivén. Un artista. A pesar de ser hijo putativo de Randazzo, parece hermano de leche del eterno reelegido, y se desvive con el verbo y con hechos, para entrar en Cambiemos. Le falta la solicitud en papel timbrado. Y cabe preguntarse para que hemos votado. Era para botar unos cuantos, pero parece nos están botando a nosotros, porque no pegan una que acierte en aquella esperanza electoral. Mientras el descafeinado avanza nuestro hombre hace quoron para Cambiemos y sale a tomar un café, que yo no he sido. He preguntado a varias personas si votarían Cambiemos en caso de que el bali trasponga la puerta. Un alto porcentaje me ha dicho que no. Hoy, claro. Usted lector debería preguntarse y en el caso deseable manifestarlo en los lugares idóneos; antes que metan la pata aquellos que creíamos necesarios.

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 27,20 28,20
Euro 33,00 34,00
Real 650,00 700,00